Diccionario de Fobias

Miedo a perder el control

Existen muchas variantes en los trastornos relacionados con el miedo. Tanto en la investigación, como en la práctica clínica, se observa en los últimos años un número creciente de tipos de patología fóbica. Estas nuevas fobias no se reducen sólo a la tendencia a la evitación y a la solicitud de ayuda, sino sobre todo al fallido y reiterado intento de control, por parte del sujeto, de las propias reacciones, sean fisiológicas o bien conductuales, así como de la realidad circundante.

Fobia Hipocondríaca

En este caso precisamente el excesivo intento de control es el que hace perder el control. Un ejemplo explicativo  está representado por los llamados hipocondríacos, quienes, al intentar controlar continuamente el propio organismo, en busca de señales indicadoras de una enfermedad en curso, acaban por producir sensaciones espantosas que los aterrorizan. El control voluntario y mental de funciones orgánicas espontáneas altera estas últimas, las cuales, a su vez, producen el miedo al surgimiento de una grave enfermedad. Los sujetos hipocondríacos son unos verdaderos funámbulos en la creación de síntomas físicos, que luego los espantan.
La obsesiva tendencia al control del propio cuerpo, crea los síntomas de los cuales dan inmediatamente una interpretación patógena. En consecuencia, empiezan por lo general su procesión de exámenes clínicos diagnósticos en busca de la oscura patología que anida en su organismo.

Lo más sorprendente, en este caso, es que, ante cada respuesta diagnóstica negativa, el sujeto hipocondríaco que ha entrado en la espiral de la hipocondría responde casi con desagrado, como si le disgustara no encontrar nada enfermo en su cuerpo. Sin embargo, tras unos momentos empiezan a dudar de los exámenes realizados y quieren hacer otros o repetir los mismos. Como resultado de esta búsqueda obsesiva de síntomas patógenos, en el curso de algunos meses conduce a la persona a la formación de un estructurado trastorno fóbico generalizado basado en el miedo a tener una oscura enfermedad.

En este caso, como los trastornos anteriormente descritos, una vez que la persona ha creado la modalidad  automática de control y de búsqueda de control especializado, se hará necesario un tratamiento terapéutico, pues no podrá salir por sí sola de la trampa que se ha construido y en la cual ha entrado.

En los últimos años se observa también un incremento del trastorno de ataques de pánico, caracterizado por una progresiva evolución, que parece funcionar de manera análoga. Esto significa que la patología de pánico se constituye mediante una progresiva tendencia obsesiva al control del propio organismo y de la propia mente, produciendo la pérdida de control. Por tanto, la espiral de formación de este trastorno funciona del mismo modo que la anterior, con la diferencia de que, en este caso, la persona tiende a querer mantener el control de las propias reacciones de miedo que desencadenan los síntomas fisiológicos. Pero como ya se ha expuesto, precisamente este esfuerzo por controlarse provoca literalmente los síntomas que luego hacen perder el control. Esto quiere decir que: el miedo al miedo, termina produciendo el pánico.

En este punto, nos encontramos con una espiral de retro-alimentación circular, entre miedo y reacciones fisiológicas alteradas, que puede ir en escala hasta una crisis de pánico si el sujeto no interrumpe este círculo vicioso, basado en el intento de controlar las propias reacciones.
Por tanto, para la formación de un trastorno generalizado de pánico, el criterio de formación es:

"control que hace perder el control"

Fobia del trastorno Obsesivo

Además de las modalidades descritas hasta aquí, la clínica nos plantea una nueva variante: la típica de las personas afectadas por trastornos obsesivos compulsivos. Cabe aclarar que las personas obsesivas compulsivas son aquellas que, sobre la base de una fobia empiezan a poner en práctica rituales de protección o propiciatorios, encaminados a combatir la fobia o a hacer que ésta no se presente. O sea que realizan ciertos rituales de protección hasta convertirlos en una irrefrenable compulsión.

El otro ejemplo, mucho más frecuente, está representado por las personas que, ante la duda de no haber hecho algo bien, controlan y vuelven a controlar repetidamente sus acciones y las tareas realizadas, hasta convertir su vida en una cadena infinita de repeticiones y de controles y rituales. En este caso, lo que se observa como actitud y comportamiento reiterados no es sólo la tendencia al control, y en algunos casos la evitación y la solicitud de ayuda, sino la constitución de secuencias ritualizadas de acciones o pensamientos tendentes a tranquilizar al sujeto respecto del éxito de sus acciones y tareas. Esta tendencia en los casos más graves, conduce a las personas a una vida salpicada de rituales; es más, su misma existencia se transforma en un continuo ritual hasta el punto de que, habitualmente, estos pacientes no hablan de su fobia originaria como problema, sino de su incapacidad para interrumpir los rituales a los que ellos mismos se han obligado.

Fobia Obsesiva y Fobia Hipocondríaca: Resumen

Pasando en limpio estas dos nuevas alternativas:

1) En el caso del trastorno hipocondríaco y los ataques de pánico el intento de solución del control conduce a la pérdida total del control y por lo tanto a la patología fóbica.

2)En el caso de las compulsiones obsesivas, el intento de control parece ser tan exitoso que el sujeto no puede prescindir de él, incluso cuando éste no es necesario. Aquí la formación de la patología, comienza también con dudas o sucesos mínimos a los cuales la persona trata de reaccionar con la repetición de controles, estos mismos controles luego gradualmente se amplifican y se exacerban hasta convertirse en compulsiones irrefrenables.

Si al poner en práctica controles rituales, el sujeto consigue bloquear en el momento de su formación estas tendencias compulsivas, la patología no se estructura, pero si no lo logra, en unos meses se puede llegar a la constitución de un trastorno fóbico generalizado, que para ser resuelto necesitará una intervención especializada.

Etiquetas: 
Compartir
Imagen de gerardop

Acerca de Gerardo Perrucci

Mi interés en Infobias es crear un espacio de reflexión y ayuda para aquellas personas que desean desarrollar al máximo su potencial humano, en especial para aquellos que sufren de fobias

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Que es Infobias.com